jueves, 11 de diciembre de 2008

Algo de bueno

Normalmente me quejo. En casi todos estas entradas de mierda que he hecho en este blog me quejo de una mierda o de otra. Hoy me limitaré a estar contento por varias cosas. Estar contento de que las cosas que están a punto de estallar y que van a reventarlo todo no estallen. Contento de tener vacaciones y haber podido ver a mis amigos de forma continuada durante esta semana, cosa que se hace bastante difícil al tener un horario de mierda en un trabajo de mierda. Contento de tener piernas y contento de tener ternera en el congelador. Contento de conocer a gente nueva y poder abrazarla y ver que los meses pasan y que aún todo esto no se ha ido a la mierda y que tiene algún tipo de valor. Contento del vino caro que no lo es tanto y los frankfurts de queso de 50 céntimos, contento de la família o como coño quieran llamarlo y, finalmente, contento de tener la polla más grande del mundo.

Y esto sólo en esta semana, imaginad si soy un tipo feliz. Además, pensad que ya no tengo un puto duro y que estamos a día 11.

Mañana ya hablaremos de pollas, mendigos, yogures y venganza.

2 comentarios:

vanessa dijo...

cómo es usted, señor Reprochuto

J. Craig-Christie dijo...

hola! te envidio!

lo de "Contento de tener piernas y contento de tener ternera en el congelador" me ha llegado al cólon.