martes, 18 de agosto de 2009

El tema de masturbarse en el trabajo.


El tema de masturbarse en el trabajo.

Cuando me pillaron fué un momento difícil. Yo no sabía que en ese despacho había putas cámaras de seguridad, ocultas en sitios extraños, ocultadas con cierta maldad. A los pocos días me vino un supervisor y me avisó. Os juro que fué uno de los momentos más jodidos de mi vida. Se hablaba con eufemismos, no se trató el tema de forma directa, pero ambos sabíamos de lo que estábamos hablando. Conocíamos perfectamente el quid de la cuestión. Lo que me resulta apasionante (en cuanto a un análisis del comportamiento humano) es que pasaran cinco días naturales entre el suceso y el aviso. Supongo que el hombre tenía que pensarse muy bien las palabras con las que tendría que estocar su moraleja. Seguro que es algo que no quería hacer, quizás varias personas escurrieron el bulto y le tocó a ese pobre tipo hacer el trabajo sucio. Evidentemente masturbarse en el trabajo no está bien, es algo que no se debe hacer. Pero no es esto lo que ha hecho que no reincidiera. No es que no lo vuelva a hacer porque he aprendido, no lo vuelvo a hacer por miedo. Esto tiene que ver con INTERNET. Todos conocemos esos videos de "pilladas". Pues bien, me da miedo que algún hijo de puta en Seguritas o de la agencia IMAN esté a punto de colgar mi vídeo y, por lo tanto, a punto de convertirme en un pedazo de mierda. NO ME MASTURBO EN EL TRABAJO POR EL MIEDO A INTERNET Y A LAS REDES SOCIALES.

En el trabajo la cosa está rara. Desconozco si mis compañeros lo saben y esto me está matando. Puede que en cualquier momento alguien suelte una bromita y convierta mi existencia en un infierno. Mi jefe hace como si nada (me dijo "tranquilo, todos hacemos estas cosas. No eres un pervertido.") pero en su mirada veo que lo sabe y lo recuerda muy bien y le parece jodido. Me sacaron del turno de noche para asegurarse que no lo volviera a hacer. Esto es todo, tampoco pasó nada jodido. La gente piensa que si te pillan te despiden. No es verdad, "esto no es constitucional" (eso me dijo el jefe). No pueden despedirte por masturbarte.

A veces hacemos cosas extrañas. Otras veces hacemos cosas normales en lugares poco adecuados. Esto te convierte inmediatamente en algo fuera de lo normal. En un monstruo.

5 comentarios:

juarma dijo...

me encanta como escribes

fromthedrain dijo...

Hazlo como yo, en el lavabo, y ahí sí que no pueden poner cámaras de seguridad (y que conste que una tia tarda más en masturbarse y correrse). Lo fuerte es que no te hubieras dado cuenta de que habia camaras en el lugar de trabajo, jijiji, normalmente se sabe ;)

Anónimo dijo...

Haz como yo, cuando salgo del curro me voy a la estacion de autobuses o alguna mierda asi y me hago una hermosa paja en los baños. Este pais esta lleno de pervertidos, ya ves, y eso da a entender que no es nada malo, es algo que nos pide el cuerpo, como el beber agua.
TENED CUIDADO DE DONDE APOYAIS VUESTROS HERMOSISIMOS CULOS.

P.d: Que hijo de puta es este tio, ha escrito toda esa mierda para que la gente saque su mierda a relucir.

Modgi dijo...

Hacerse una paja en el trabajo es deleznable. Hacerse siete tiene mérito. Pélatela hasta el límite. Serás un héroe.

Cigarro dijo...

Es una probemática que conozco bien.
Trabajé tres meses en una frutería. Cuando me entraba el apretón aquello estaba bien jodido. Por fortuna descubrí un punto ciego detrás de la caja de los aguacates y allí podía aliviarme.
Y ahora un consejo: amigo, deja de comer guacamole.