miércoles, 3 de febrero de 2010

BASURA EN MI CABEZA

¡Hola blogers (o blogueros)! ¡Hola internautas! Navegadores de la red. ¿Qué tal? ¿Cómo coño estáis hijos de puta? Aquí en el palacio de los grandes coños de Chuck todo marcha sobre rabos. Los redactores estamos bebidos. Borrachos como enanos.

Bueno, *ehem*, solamente deciros que últimamente como mierda. Por el ajetreo diario no puedo comer actimel por las mañanas (es muy caro hijos de puta) y estoy con movidas de la vida y tengo que comer en el Kentucky, Mc Donalds, Doners de rabo, sandwiches de esos rollo UK de mierda, panteras rosas y bolsas de patatas fritas sensations. Todo porque no puedo permitirme un bar de menú. Un bar español de menú. Entonces voy a franquicias de otros países que se enriquecen a mi costa, a nuestra costa. ESPAÑA NO GANA NADA CUANDO ME ALIMENTO. Toda esta comida basura entra en mi estómago y toda esa mierda del cuerpo humano (las células y el adn y los músculos) convierten el alimento en parte de mi cuerpo, parte de mi cerebro; parte de mis pensamientos, ideas, capacidad de percepción y sentido moral. En breve mi cerebro estará hecho de pollo jodido y panteras rosas, y no sé qué clase de inteligencia reinará sobre mi persona.

Encima este teclado va mal y tengo que teclear fuerte, con rabia, con odio y con las entrañas de mi cerebro podrido.

Y encima españa no saca nada.

5 comentarios:

la abuela bloguera dijo...

La contundecia y el brío de hoy, los he disfrutado mucho.

Fatale dijo...

¡Uff! ¡Cafeína por la vena!

Rufufú dijo...

Borracho como un enano, quién pudiera...

arder dijo...

los falangistas se infiltran en macdonalds para crear un caos total

Anónimo dijo...

Joder, un día has de probar los tomates de mi suegra. Son enormes, y llenos de bultos, como si el tomate se reprodujese sobre sí mismo por módulos, y lo mejor, son auténtico alimento ESPAÑOL. Muerte a la cocina francesa.