lunes, 11 de agosto de 2008

Pensamientos así varios y Sant Feliu

Javi y yo estamos urdiendo planes para el siguiente Chuck. Quizás aún no para el siguiente, pero si para el futuro de nuestro amado hijo Chuck. Las copias del fanzine se van agotando y, más que nada por pereza, no creo que hagamos una segunda tirada. Quiero decir, métanle caña o se quedarán sin ejemplar.

Una vez hicimos chapas de Chuck, no creo que volvamos a hacer. Siempre quisimos hacer pegatinas, para pegar por la calle y todas esas mierdas de interactuar con la arquitectura urbana. A la mierda.

No se si la gente ha leído la primera página del Chuck #4, esa mierda de las gambas. Pues bien, al final decimos algo sobre las reseñas y los discos. Manden mierda al HQ de Chuck y reseñaremos vuestra basura, ya sea en el próximo Chuck o en este blog.

El otro día me casqué dos Voll Damms en el curro. No pillé la taja ni nada, pero cuando fui a mear estuve un buen rato y me dio como verguenza. Ultimamente me meto Voll Damms, nunca me habían apasionado pero por casualidades de la vida ultimamente consumo esas latas verdes. No estan mal. Quiero decir, no estan mal para formar parte del pack "cervezas de mierda". Aunque si no bebo Murphys, Guiness o Kilkenny, prefiero irme al otro extremo y beber puta cerveza de 18 céntimos del Carrefour o del Lidl. Puedes comprar un montón de cerveza por 2 € y eso a mi me gusta. Comprar Estrella para beber en casa es de pijos.

Bueno, estoy esperando que los de Sant Feliu me digan algo sobre si me conceden alguna acreditación para Chuck Norris. Espero que no haya problemas. Hace 3 o 4 años me acreditaron y pillé una buena mierda. De verdad, ese Festival es de lo mejor que hay. Las bandas siempre están de putamadre, pero lo que importa es beber, encontrate colegas, encontrate colegas que te invitan a bebida, mirar discos en las distris, mirar discos en las distris todo borracho y sobretodo bailar como un hijo de puta sin piernas. Luego te vas a la playa con una botella de Whiskey y te la bebes debajo el agua con una tia de buenas berzas, te vas a sobar solo a tu tienda de mierda, que está completamente vacía, y te levantas aún borracho con el calor del plástico caliente de la tienda en tu cara, 7" tirados por el suelo con las portadas dobladas, manchadas y con el interior lleno de arena y sí, estás completamente solo y te preguntas qué coño hiciste anoche y dónde estaran tus colegas o esa piba de las berzas cojonudas. Miras que los vinilos estén bien y no estén rayados por la arena, te das cuenta de que has comprado cosas que no tienes ni puta idea de lo que son, lo dejas todo ahí y te vas a un súper a por cerveza, bimbo y jamón York. Descubres que casi no tienes dinero y te preguntas dónde fueron a parar esos 40 € que llevabas. Compras el bimbo más barato, el jamón más barato y las latas calientes más baratas que encuentras en ese súper chungo que hay al lado del Mc Donalds. Sales del súper y ves a tus colegas comiendo en el Mc Donalds, te gustaría poder comer hamburguesas con ellos pero quieres gastarte lo que te queda en bebida y algunos discos más (a estas alturas confías en que alguien te traerá de vuelta a Barcelona, ya que te has fulido la pasta del autocar), así que te sientas a su lado y te haces los bikinis DIY y te los comes allí, dando algún trago a esas Cocacolas frescas que se acaban de comprar tus colegas. Luego empiezas a beber de nuevo, entras al festival, sigues bebiendo, cenas otra vez bimbo con jamón, empiezas a bailar como una mierda y a mirar discos medio borracho. Luego te queda toda la noche del sábado.

¿Suena bien, verdad?

Luego vuelves a Barcelona y te viene esa extraña sensación de no querer volver a la vida normal y te pones triste y estas 2 o 3 días así de jodido y luego te acostumbras y así pasas otro año.

Hasta luego.

2 comentarios:

Hombre bueno discos dijo...

no et dones conta que ningú vol llegir la teva merda?
ves a recollir peixos al moll.

m dijo...

ets guai tio, m'agrada llegir la teva merda