martes, 8 de junio de 2010

La carta de disculpas

A ver, no es que no actualice porque no tengo nada que decir. Y una mierda, tengo muchas cosas que decir y la mayoría me harían estar entre rejas o entre las piernas de vuestras madres. Joder ostiaputa, incluso podría matar a gente con mis palabras.

Vale, esto ha sido el gancho, el impacto inicial para que sigáis leyendo. El caso es que hace mucho tiempo que estoy esperando el INFORME SALÓ de Cigarro. Esto es un informe sobre nuestro paso por el Saló del Còmic de Barcelona. Teniendo en cuenta que aún tengo que escribir lo mejor del 2009, la cosa quizás tarde un poco. CIGARRO, ponte las pilas alcalinas en el culo.

Ahora la cosa seria, el punto duro. El enema. Arnau Sanz, tengo que hacerte una terrible confesión, y la haré a través de este blog, públicamente, porque me siento muy jodido, muy dolido. Primero es necesario comentar que Arnau es creador de varios fanzines divertidos, alma gemela y amigo intrépido. Arnau compartió stand con nosotros en el Saló, presentó un librito llamado "BODEGA", que por cierto es cojonudo. El caso es que yo, por movidas de la vida de tipo duro, no pude estar todos los días en ese puto Saló del Còmic (ya visteis que no había nadie atractivo detrás del stand) y tuve que largarme a otras ciudades españolas. Como me jodía un poco tener que irme y dejar a mis compañeros TIRADOS, le propuse a Arnau repartir su nuevo engendro por otras tierras españolas. Dit i fet, le comenté de coger 10 "BODEGA" y darlos a cierta gente seleccionada por sus dotes distributivos. Gente de fuera, españoles. En concreto en Gijón y, quizás, Pamplona. Buena mierda. Arnau me puso en una bolsa 10 "BODEGA" y me los llevé por tierras norteñas. Él estaba contento, repartir su arte por otros lares, acceder a un público más amplio, romper la barrera del sonido.

La primera noche fue un desmadre, yo no quise, no tenía intención de joderlo todo. No soy un tipo malvado que quiere joder a las personas. NO. Llegué a Gijón con mis Chuck especiales y con los "BODEGA" de Arnau Sanz. La noche se complicó, fui a dormir a las 9 de la mañana y me desperté a las 12 del mediodía. Recuerdo muchas cosas, pero también tengo ciertas lagunas. Mis amigos ya me conocen, saben que soy muy responsable y que siempre recuerdo mis borracheritas. En el coche, hacia Pamplona, recordé que no le había dado a Pablo (mi contacto) los 10 "BODEGA". Cogí la bolsa de mierda de Arnau, con los 10 "BODEGA" y allí no había nada. No había ni un número de "BODEGA". Dónde estaban, quién los tenía. Pensé que quizás se los di a mi contacto (Pablo) durante la noche, una laguna divertida, yo soy responsable. Arnau me responsabilizó de su arte y yo lo había entregado. Seguro, todo bien. Seguro que si. Lo tenía Pablo, seguro.

Pamplona se nos fue de las manos también, pero esto ya no tiene nada que ver.

Al llegar a Barcelona llamé a Pablo (Pablo), mi contacto (contacto), él no tenía los "BODEGA" de Arnau, de hecho le tenía que dar Chucks especiales y el "BODEGA" y no le dí ni una cosa ni la otra. Ya os había dicho que la cosa se desmadró. Yo no tengo lagunas, pero no recordaba nada de lo que me comentaba. ¿Sangre en la calle? ¿Un negro en pelotas? ¿El castillo de Greyskull? En fin, le debía a Arnau 20 € (los "BODEGA" cuestan 2 €). Pero lo peor no era esto, el dinero no importa, no te hace feliz. El caso es que le perdí 10 ejemplares de su fanzine, ejemplares perdidos que nadie leerá. Joder, el tipo solamente hizo 50 copias y le perdí 10. Esto es un...20% (¿si?). A los pocos días Arnau me preguntó por sus "BODEGAS", yo le dije que bien, que los tenía Pablo (el contacto de Gijón), todo controlado, pero que no me había pagado. Menuda mentira, menudo embrollo. Ahora mismo Arnau está esperando a que se vendan sus fanzines en Gijón, fanzines que no existen. Tendré que solucionar esta mierda de algún modo, él puede esperar, pero algún día le tendré que dar esos 20 € y algún tipo de explicación. Quizás le podría dar 20 € y decirle que se han vendido de putamadre y que gustó mucho, MENTIRLE y que sea feliz. Pero prefiero LA VERDAD, Chuck Norris (el fanzine) se trata de esto. Así que:

Arnau, perdón, me pillé un buen pedo y perdí tus fanzines (que por cierto me gustó mucho). Ya me conoces joder, me pillo pedos, soy irresponsable y luego no recuerdo una mierda.

Ya hablamos por el tema de la pasta.

Saludos.

PD: Lo más jodido es que ahora mismo he quedado con él y no le voy a decir nada de esto. Luego llegará a casa y leerá toda esta mierda y pensará, menuda mierda de tío. Bueno, de eso se trata.

PD2: Quizás alguien encontró estos 10 fanzines tirados en alguna calle de Gijón, los repartió entre sus amigos y disfrutaron el resto de sus vidas con el humor de Arnau Sanz. Esto sería un final justo y feliz.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

serás HIJOPUTA.
Almenos espero que algún bastardo cabrón que se haya encontrado los fanzines se haya pasado un buen rato en el cagadero. Pol, porcierto, eres un trolero,eh?

arder dijo...

JAJAAJJAJAJAJAJAAJA

Israel L. Escudero dijo...

Sí, he visto la peli. Resacón en no sé dónde. Mu divertida.

Yago dijo...

pfffff... el típico cuento del "hombre RECTO", eh?

vanessa dijo...

jajaajajjaj sublime, David Letterman.

xInmundiciax dijo...

no se si te partiria la cara o te abrazaria....

victor dijo...

yo tengo el "bodega". En la contraportada reza: VIVA LA AMISTAD.

El Chico Del Chandal De Los 90 dijo...

Esto es un colega, si señor. Aplaudo tus cojones peludos