martes, 9 de marzo de 2010

Muerte en el jacuzzi


Pues el otro día estaba en un jacuzzi (algo muy habitual en mi día a día) y eso que empecé a pensar en escenas de muerte. De muerte en un jacuzzi.

Aquí va una.

Esto es una família que quieren celebrar algo. Han sacado mucho dinero de una inversión, han ascendido al marido en la empresa, les ha tocado el gordo, han heredado algo grande y hermoso o lo que sea, ...creo que ya me siguen. El caso es que es algo relacionado con la pasta (el dinero) que les hace más felices de lo que ya eran. Porque antes eran basura humana. El caso es que deciden celebrarlo por todo lo alto. Escogen un fin de semana y se van a un hotel muy caro con SPA y todas esas mierdas de ricos. Van a demostrar al mundo que están celebrando algo. Aquí viene el dato importante: Se llevan a su pequeño bebé de 1 año con ellos, el "mequetrefe" (como le llama simpáticamente el padre [pese que odia que su mujer se quedara embarazada y le haya arrebatado su "juventud" {a sus 45 años}]). Llegan al hotel, se comportan como estúpidos ricos y deciden ir al jacuzzi. A probar esa mierda. El padre y la madre se bajan una botella de champán y unos puritos. El padre se deja la corbata y el sombrero puestos y ella las joyas. El bebé va desnudo porque aún no tiene nada de propiedad.

La escena:

Padre, esposa y bebé en el jacuzzi. Todos sentados cómodamente. El bebé está sentado en una parte más elevada, para que no se muera ahogado. El padre sostiene un puro con la mano izquierda y una copa llena de champán en la otra. La madre enseña las tetas y bebe champán. Todos ríen, están muy contentos.

El suceso detonante:

La alegría es máxima y después de tanto reír la família se relaja. Purito y copa en mano se acomodan, se tumban debajo esa agua tan calentita. Se relajan. Se relajan. Cierran los ojos. Se duermen. Sin querer. Dormidos. Ya. ZzzzZzzzZzzz.

La tragedia:

¡Uepa! De algún modo el padre se da cuenta de que se ha quedado dormido y se despierta con un pequeño movimient brusco del cuello. Luego, tranquilamente abre los ojos. Es agradable estar ahí. Menuda sonrisa tiene en su puta cara. Despierta a su mujer con unos toques. Se miran alegremente, con complicidad, ahora son ricos, están de celebración en un hotel de putamadre. Entonces lo ven. El cuerpo del bebé está tumbado boca abajo en medio del jacuzzi, moviéndose al ritmo de las burbujas. Es como algo simpático, gracioso. Como para decir "mira qué simpático, se mueve con la fuerza de las burbujitas". El padre y la madre se quedan mirando al cuerpo, muerto. Copa y puro. Joyas y corbata. Entonces llega el señor Fresneda. El señor Fresneda es un tipo muy ocupado entre semana. Está muy estresado porque en el curro le hacen mobbing. Su médico le recomendó un fin de semana "para él". Así que escogió un buen hotel con SPA. El señor Fresneda llega al jacuzzi y se encuentra a esos dos hijos de puta, a esos monstruos de mierda, a esa basura humana celebrando la muerte de su bebé. Tienen champán en sus manos y el gordo está fumando un puro. La mujer se ha metido en el jacuzzi con sus joyas y sus tetas al aire y el marido lleva puesta la corbata y un sombrero de mierda. El niño está flotando en medio, moviéndose son las corrientes del jacuzzi. Tienen el trofeo ahí puesto, el sacrificio ritual en un jacuzzi. Están celebrando la muerte de su hijo. En público. Por su parte, el matrimonio no sabe cómo reaccionar, así que cuando ven al señor Fresneda observándoles lo único que pueden hacer es un gesto como de "pues mira, cosas que pasan". Rollo SIMPÁTICO, rollo como "menudo MOVIDA". "PUES VAYA BROMA". "Pssssssss, ya ves". En fin, como si fuera culpa del niño y estuvieran avergonzados del comportamiento del bebé y no quisieran que se les viera como unos malos padres, así que le quitan importancia al asunto como si fuera una broma. Unos intentan mantener su nuevo estatus sacándole importancia a la muerrte (ya comprarán otro [al padre ya le viene bien esa "nueva" juventud]) y el otro, Fresneda, asiste al más brutal y frío asesinato del siglo XXI.

Muy jodido.

La moraleja:

... (ustedes deciden, lectores)




De momento es todo por hoy. Nos vemos en clase.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

UNA VEZ ME CAGUÉ EN UN JACUZZI Y NO SE LO DESEO A NADIE

RESPETAD A LOS INFANTES, HIJOSDEPUTA

un lector dijo...

te leo mientras cago.

no es broma, antes me llevaba tus fanzines al baño, pero ahora me he comprado un portátil y leo las entradas de este blog sentado en la taza mientras expulso por el culo y la polla todas las malas vibraciones del día. Incluso ahora, mientras escribo estas lineas, estoy cagando una buena mierda. Es muy complicado intentar que no se te corte el cagarro (que después hay que volver a apretar con los abdominales, y es todo un trabajo) y intentar no hacer faltas de ortografía, cualidad imprescindible del caballero del siglo XXI.

El Hombre de la Pústula dijo...

No me llames de usté, que me avejentas.

Fanzine Chuck Norris dijo...

"Es muy complicado intentar que no se te corte el cagarro."

Llevo años luchando en esta guerra perdida.

Lo de usté me viene de trabajar de portero. Disculpas.

Don_Mingo dijo...

Sobrecogedor...

y sublime

vanessa dijo...

Si quieres matar a tu hija lo dices bien claro, hijo de puta.