viernes, 27 de marzo de 2009

Follar y volver a follar

Llevábamos horas hablando sobre cómo ir vestidos al funeral de nuestro amigo Richard. Roy decía que prefería ir de negro mientras que Jake y yo optábamos por ir vestidos de forma normal, como siempre, como Richard nos había conocido. La coca voló rápido y fuimos a por más, también a por un par de pizzas. En un momento de la noche Roy se puso nervioso y pegó a Jake y éste empezó a sangrar por la nariz. Roy se pasó varias horas disculpándose y luego se encerró en el baño. Creo que lloró. Justo cuando íbamos a salir de casa para ir a urgencias David se quedó parado delante de la ventana y dijo:
-Tios, hay una tia en pelotas en nuestra terraza.
Eran las 6 de la mañana.
Los 4 nos quedamos parados delante de la ventana, mirando las tetas de esa criatura celestial. Se movía como un maldito ángel y todos teníamos unas horrorosas ganas de follárnosla. Fue Jake quien salió. Con la nariz sangrando invitó a la chica a entrar. Se llamaba Theresa. La invitamos a coca y a las sobras de pizza. No sabemos de dónde salió, pero nos pasamos media mañana follando con esa tia. A Jake se le curó la nariz y Roy se tranquilizó. Aunque me cueste admitirlo, en ese momento el funeral y la muerte y toda la mierda me parecía algo muy sencillo y no demasiado importante, y creo que para los demás también. Luego fuimos los 4 al funeral de nuestro amigo vestidos con la ropa del día anterior y luego volvimos a casa a seguir follando con esa tia.

Supongo que hicimos lo correcto.

2 comentarios:

Zozaya dijo...

Llevo media mañana leyendo el blog y escuchando rap. Ahora me siento una persona aún más miserable, pero a la vez estoy más contento que cuando me he despertado. Por todo ello, muchas gracias.
Ah, me ha molado mucho Heads and heads, los he conocido esta mañana.

Un saludo, y por favor, vete al cine de barrio más cercano y métete a ver Mentiras y gordas.

el señor dijo...

UN PLACER Zozaya!